4 malos hábitos que tienes que dejar de hacer en tu Despacho Jurídico

Female Lawyer or notary in her office

Existen muchos hábitos que hacen que nuestro despacho jurídico pueda perder algunos puntos. Te dejamos cuatro hábitos que tienes que dejar de hacer como abogado para que la relación con tus clientes y compañeros nunca se deteriore.

1. No hablar con tus clientes.

El Modelo de Responsabilidades Profesionales de ABA ROLI, en la regla 1.4, menciona que  “Mantengas a tu cliente razonablemente informado de su caso.” Normalmente los despachos están tan ocupados en cobrar, que olvidan este fundamental paso. Con la actual tecnología, hay decenas de medios por los cuales puedes tener informado a tu cliente de cualquier cambio que suceda durante tu representación.

Numerosos artículos de revistas de barras de abogados en los Estados Unidos, mencionan que la comunicación con los clientes disminuye el riesgo de un caso de negligencia legal. Cuando la información y comunicación es parte esencial de tus procesos de trabajo, muchos nuevos clientes vendrán a través de recomendaciones de boca en boca.

2. No cobres por absolutamente todo lo que haces.

En muchas ocasiones, con afán de facturar de más, los despachos suelen cobrar por todo (llamadas telefónicas, cartas, incluso sacar copias de notificaciones, etc). Sacar una copia, o buscar un archivo antiguo no te va a hacer ni mas rico, ni mas pobre, pero si puede afectar de una manera considerable lo que tu cliente piense sobre ti y tu despacho.

3. Cortar tu relación laboral por atraso de pagos.

¿Cómo quieres que tus clientes te recuerden?

Esto va mano a mano con la no facturación de todo lo que haces. Creo que el viejo dicho de que “todo parece un clavo desde la perspectiva de un martillo” se aplica a los abogados con el cobro de un cliente. Si eres capaz de resolver un caso rápidamente en el mejor interés de su cliente, considera reducir su cliente un descanso en la tarifa total. ¿O que tal una salida alterna? Evidentemente afectará tus honorarios, pero sin duda alguna, el beneficio será mejor, y tendrás un nuevo cliente en el futuro.

4. No te escondas en tu oficina.

El abogado es una persona que cuando no se encuentra en los Tribunales, se encuentra detrás de su escritorio. Saluda a tus clientes, saluda a tus compañeros de trabajo.  Si tienen un comedor común, ¡úsalo!.

El dicho “fuera de la vista, fuera de la mente” definitivamente se aplica a los abogados que reciben negocio a través de referencias, ten el buen hábito de estar en todos lados.

Con información de lawyerist.com

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here