Finales de la Escuela de Derecho: Tomando tus primeros exámenes

El primer semestre de la escuela de derecho es una experiencia única, desafiante y divertida. Los exámenes finales, sin embargo, son otra cosa.

Hay mucho tiempo para crear un plan para los examenes finales: ponte en acción, y prepárate para dominarlos.

Tener un plan y tratar de atenerse a él.

Una de las maneras en que traté de reducir el estrés de los finales fue hacer un resumen general de estudio. Por ejemplo: Derecho Civil en la mañana, Penal en la tarde, luego revisar Civil nuevamente en la noche. Obviamente puedes diseñar un esquema mucho más detallado si lo deseas, pero ya entendiste la idea.

Para mí, tener el esquema me obligó a asignar mi tiempo entre todas mis clases de la escuela de derecho. Muchos estudiantes se obsesionan con una clase y luego, la noche antes de otro examen, se dan cuenta de que no han pasado suficiente tiempo preparandose para ese examen. NOTICIA: debes tener calificaciones para todas tus clases.

La creación de un plan general de estudio te obligará a maximizar tu tiempo y productividad. De lo contrario, te encontrarás atiborrado para cada examen de la noche anterior, manera la cual, generalmente, no se considera la mejor manera de estudiar.

Semestres posteriores deben de ser tus mejores amigos.

Tu grupo no es el primer grupo en tomar un examen con el temible profesor X. La generación del año pasado tomó el examen y la mayoría de ellos sobrevivieron. La mayoría de los estudiantes de leyes están dispuestos a transmitir su sabiduría y cómo sobrevivir al examen.

Pregúntales si puedes echar un vistazo a sus esquemas, y no seas tímido al respecto. Utiliza ese esquema como su punto de partida y luego modifícalo con base en tus propias notas

También te pueden dar una idea de lo que tendrá el examen y algunos tips para prepararte para el día del examen. La mayoría de los estudiantes están felices de compartir lo que hacen.

Borrar tu calendario de distracciones

Aparte de comer, dormir y ir al gimnasio, limpié mi calendario de todo durante dos semanas. Aunque, creo que celebré mi cumpleaños cada año.

La mayoría de las cosas pueden ser postergadas por un par de semanas y tendrás tiempo de sobra para hacer todas esas cosas después de los finales.

La otra ventaja de este método “todo incluido” es que sabrás que le dedicaste tiempo importante al estudio. No hay nada peor que pasar la pausa del invierno preguntándote si pasaste bastante tiempo estudiando para finales.

Adapta tu plan de estudio para adaptarse a tu personalidad.

Exención de responsabilidad: todo el mundo es diferente y estos consejos no funcionarán para todos. Si entrar en el programa de protección de testigos durante dos semanas es su peor pesadilla, entonces no lo hagas. Si estudias todo el día y necesitas relajarte todas las noches, hazlo. Todo el mundo procesa la información y aprende a su manera. Con suerte, puede utilizar estos consejos y adaptarlos a tus propias necesidades.

Algunos estudiantes de derecho se ven atrapados tratando de imitar los hábitos de estudio de los “matados” en su clase. Uno, estas personas no son siempre quienes obtienen las mejores calificaciones. Dos, tu método de estudio te tiene que funionar. En otras palabras, no sigas a los demás, y sigue tu propio plan.

¡Estudiar duro, y la mejor de las suertes!

Publicado por Randll Ryder en Lawyerist.com

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here