No es ningún secreto que esta es la edad de oro de las series de televisión. Hay más series que nunca en estos días, y muchos de ellas son realmente buenas. Por supuesto, están las mejores, tales como Juego de Tronos, The Walking Dead, y Stranger Things.

Pero luego está Black Mirror, el espectáculo que se pegó con nosotros en una forma que ningún otro espectáculo ha hecho.

Black Mirror es una serie británica. Ha habido tres temporadas, pero la serie sólo ha tenido trece episodios. Cada episodio es completamente independiente, y varían en longitud. Charlie Brooker, el creador de la serie, una vez escribió que “cada episodio cuenta con un reparto diferente, un entorno diferente, incluso una realidad diferente. Pero todo gira en relación a la forma en que vivimos ahora. Y si hay una cosa que sabemos acerca de la humanidad, es la siguiente: solemos ser torpes”.

La serie realmente examina lo que nuestro mundo puede convertirse en el futuro si la tecnología se sale de control. Abarca todo, desde la vergüenza pública y la necesidad de aprobación constante de los medios sociales para aviones no tripulados, la vigilancia gubernamental y la manipulación. Examina nuestra obsesión con Facebook y Twitter, junto con nuestra fijación con nuestros propios “espejos negros”, que Booker define como lo “que encontrará en cada pared, en cada escritorio, en la palma de cada mano: la fría y brillante pantalla de un televisor, un monitor, un teléfono inteligente “.

Cada episodio tiene inicio lento. A veces, incluso al llegar al minuto 15, todavía te preguntas, “¿A donde va a llegar esto?”. Siempre vale la pena la espera.

Así que ¿por qué deberías verla?. Este es uno de las primeras series que realmente parece representar lo que pasará en nuestro futuro si no tenemos cuidado. Y precisamente, todas las consecuencias jurídicas que podemos enfrentar en el futuro.

Entrada original: aquí

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here