Diego Cruz —uno de los cuatro jóvenes acusados de abusar de una menor de edad en Veracruz conocidos como Los Porkys— ha obtenido el amparo y protección de la Justicia Federal en México, dos meses después de que España ordenara su extradición. Un juez federal mexicano ha ordenado que el joven, de 21 años, sea liberado porque, según la sentencia, no hay pruebas suficientes para considerar que cometió el delito de pederastia. El caso de Los Porkys, todos hijos de empresarios influyentes, indignó el año pasado a México y encendió el debate sobre la impunidad de los más poderosos.

El juez ha determinado que si bien es cierto que Daphne Fernández, que tenía 17 años en ese momento, declaró que el imputado, junto a sus amigos, le “tocó los senos, le metían sus manos debajo de la falda y [Cruz] le introdujo sus dedos por debajo del calzón y se los introdujo en la vagina”, no observa una intención “lasciva” ni que Cruz tuviera la intención de “copular”. Por ello concluye que no considera lo sucedido como un acto sexual, sino un “roce o frotamiento incidental”.

Con información de: El País

Sentencia completa:

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here